Páginas vistas en total

jueves, 10 de febrero de 2011

Nieta recuperada celebra procesamiento del ex juez que la entregó


Vera Canditoti, quien era juez de menores en 1977, se convirtió en el primer magistrado procesado por haber dado marco legal a la adopción ilegal de la ahora nieta recuperada -cuyo nombre verdadero es Paula Cortassa- a una familia de la localidad de Venado Tuerto que, a diferencia de él, ignoraba el origen de la menor.

“Durante muchos años no me fue fácil hablar del tema, tuve años difíciles psicológicamente hablando”, dijo hoy la joven de 35 años, en declaraciones a LT 10 Radio Universidad nacional del Litoral.
"Cada año que pasa y que se recuerda el golpe todavía siguen surgiendo dudas y preguntas desde dónde queremos que se sepa la verdad sobre los desaparecidos. Vamos a pasos lentos, pero se continúa avanzando.

La Justicia no se mueve con la ansiedad de uno, pero sigue trabajando por el bien de todos, porque tiene que ver con subsanar heridas de toda la sociedad”, agregó.
Para la joven, "la búsqueda fue algo que surgió de manera natural. Eran todas asociaciones por la edad que tenía, porque el tema se hablaba en el colegio, por cosas que no me cerraban sobre el fallecimiento de mis padres biológicos. Sabía que era adoptada pero no sabía el destino de ellos".

"Al principio me negué en conocer a mi familia biológica, pero después aparecieron preguntas y cosas que tienen que ver con uno, con el origen. Pero después, con el apoyo incondicional de mis padres adoptivos rastreamos, encontré muchas verdades y montañas de mentiras”, explicó.

Guallane dijo además que "hubo muchos que ponían palos en la rueda para que yo nunca sepa quién era realmente, pero van cayendo solos, porque la Justicia está actuando bien”.
Finalmente, señaló que "no tengo registro de mi vida como Paula Cortassa, por eso sigo siendo María Carolina Guallane” y destacó que le “molesta mucho no poder cambiar en mi DNI el día y el lugar de mi nacimiento. Ese es otro invento de Vera Candioti”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario