Páginas vistas en total

martes, 15 de febrero de 2011

“LA PRIMERA SEGURIDAD ES TRATAR DE QUE LA GENTE PUEDA ACCEDER A LOS SERVICIOS BÁSICOS DE LA CIUDADANÍA”


La Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, inauguró junto a las ministras Nilda Garré y Alicia Kirchner, el ministro Amado Boudou y la Presidenta de la Asociación Madres de Plaza de Mayo Hebe de Bonafini, el cuartel XI de Bomberos “Albariño” en Santander y Avenida Argentina, Villa Lugano.

La Fundación Madres de Plaza de Mayo colaboró en la construcción de este cuartel con tres unidades habitacionales que fueron transportadas hasta el lugar el 31 de diciembre de 2010. Las características únicas de estas viviendas: construcción industrial, en serie y con capacidad de ser entregadas con camiones en cualquier lugar, permitieron que el Cuartel estuviera operativo en un breve lapso.
La Fundación entregó también un aula que será utilizado para dictar cursos de prevención y mitigación de situaciones de crisis a vecinos de la zona.
De la inauguración participaron también el Subsecretario de Obras Públicas de la Nación, Abel Fatala; otros funcionarios nacionales y representantes de organizaciones vecinales de la zona.

"Les pido a todos los partidos políticos construir una sociedad democrática en serio, no dar argumentos a los que, cada vez que pudieron, tumbaron democracias e instituciones para favorecer a los sectores del privilegio", dijo Cristina Fernández tras reinvidicar su condición de militante política.

Por eso, la Presidenta dijo que la mejor manera de lograr la participación popular, contribuir al crecimiento o lograr inserción como cualquier militante político quiere, es con la presentación de un proyecto que sea confiable para los votantes.

"Porque no gana el que grita más fuerte y corta la calle, sino el que tiene un mejor proyecto y la gente confía que lo pueda llevar adelante y ejercitarlo", aseguró.

Por otra parte, la Presidenta reclamó "no enredar a la sociedad con falsas discusiones: la primera seguridad es tratar que la gente acceda a los servicios básicos de la ciudad, salud, vivienda, trabajo registrado", al recordar que el predio que hoy se inauguró hace poco menos de 30 días "parecía convertido en el epicentro de la catástrofe nacional".

Reinvidicó entonces que el predio fue recuperado "con la constitución y la ley en la mano" y que además un juez de la nación procesó a los que ocuparon el predio, y que el Estado "no tuvo que ejercer violencia física".

Cristina advirtió que "diciembre fue un mes curiosamente violento, con tomas por todas partes que querían arruinar la vida de los argentinos" y, tras responder a los militantes "no van a poder, no los vamos a dejar", contrapuso esos momentos difíciles con la inauguración del cuartel de bomberos y oficinas de Desarrollo Social.

Afirmó que el lugar "es un símbolo de lo que es necesario para darle ese valor, seguridad a la sociedad" ya que "la primera seguridad es tratar de que la gente pueda acceder a los servicios básicos de la ciudadanía."
Por otra parte, detalló que instruyó a la ministra Garré en el sentido de que "podamos articular con el gobierno local y con nuestra Policía Federal las jurisdicciones y competencias que han sido perfectamente delimitadas".

En el Club Albariño, en el barrio porteño Villa Lugano, Cristina recordó a Néstor Kirchner de quien dijo que "hacía lo que nadie se había animado a hacer. Mi gran orgullo es haber sido su compañera".

Las instalaciones, construidas en el predio cuya ocupación ilegal desencadenó disturbios a fines de diciembre último, incluyen un cuartel con capacidad para 20 agentes de bomberos, un cobertizo para cinco autobombas, una playa de estacionamiento y otra para maniobras.

El nuevo cuartel tiene jurisdicción en una amplia zona del sur de la Ciudad de Buenos Aires, trazado entre la Avenida General Paz, la autopista Dellepiane y las avenidas Lacarra y del Trabajo, lo que incluye la Villa 15, conocida como `Ciudad Oculta`, y los barrios Piedrabuena, Albariño y Samoré.

Fuente: http://www.madres.org

No hay comentarios:

Publicar un comentario